Los agujeros del techo no son goteras
son periscopios para espiar al viento
Que no se me olvide cómo quererte,
que no me pille despistao la mala suerte

Una de las preguntas más frecuentes que le hacen a uno es cuánto de las canciones está sacado de su vida y cuánto es inventado. Sí, tú misma me la has hecho unas cuantas veces. La respuesta es que en algunas el 100%, en otras el 50%, en otras nada. Ya, ya sé que me estoy mojando más o menos un 0%, ningún artista contesta con sinceridad a esta pregunta, puede que lo más honesto sea no contestar.

¿A ti te dicen algo? Algunas sí y otras no. Eso importa mucho más que cuánto tengan de biográfico. Puedes utilizar las imágenes más ambiguas para describir un dolor real y profundo y el realismo hiperconcreto para contar algo inventado. En realidad qué más da, a quién le interesa.

¿Te transportan a un territorio concreto o te dejan que ni fu, ni fa?

A mí, esta sí, otras no tanto.

Cada verso es una pieza de un puzzle.

No me pidas más detalles.

Escúchala, y déjate llevar, quién sabe, quizá te proponga algún viaje. El título lo deja bastante claro, y si hay excursión, desde luego no será por carretera.

Ya me contarás.


DETALLES TÉCNICOS:

Saxo: Lorenzo Solano. Guitarras: Luis Mendo. Bajo: Piti Gallo. Batería Miquel Ferrer

Letra y música: Oscar Perversa.

Grabado en El Sotanillo de Madrid por Roger Walnut, Mezclado en Rimshot Estudio de Grabación por Carlos Lillo. Producido por Rosa Verper. Diseño y fotografías del libreto: Alejandro Martínez Parra

Cámara: Luis Benolier / Edición y montaje: Rosa Verper

Pudes comprarlo pinchando aquí

(Visited 1 times, 1 visits today)

Deja un comentario