Etiqueta: rivilla

  • Como las cigarras

    Las puertas y las ventanas están abiertas toda la mañana, antes de que el sol alcance el poderío y lo aplaste todo. Los olores y los sonidos del cuasi jardín, y ese fresquito estimulante acompañan el primer café. Sin azúcar. Sin azúcar el café, sin azúcar el jardin, y la vida también sin azúcar, casi.…

  • Chopin, hierbajos y la Luna

    Chopin, hierbajos y la Luna

    Ayer leo que los amigos, hacer un poco de ejercicio, ser agradecido y expresar las emociones, son herramientas para ser más feliz. Felicidad en el sentido esencial, esa que buscaban los griegos, los neanthertales y el eremita, no la de las canciones pop o Carrefour. Felicidad con mayúsculas, de cuando se inventó la palabra, de…

  • ¿Raro?

    En un tiempo pretérito y bastante indefinido: Yo satisfice, tú satisficiste, él satisfizo, nosotros satisficimos, vosotros satisficisteis y ellos satisficieron. En un futuro impreciso: yo satisfaré, tú satisfarás, él satisfará, nosotros satisfaremos, vosotros satisfaréis y ellos satisfarán. Siempre y cuando se dieran las condiciones necesarias: yo satisfaría, tú satisfarías, él satisfaría, nosotros satisfaríamos, vosotros satisfaríais…

  • Absolución

    Hoy me absuelvo por falta de pruebas. Y, de paso, me disuelvo en la neblina del cansancio. Hoy están de puente el juez, el abogado y el fiscal. La señora de la limpieza y el conserje. Hace fresco, no se crean. He puesto el traje de Supermán en el programa caliente y me ha salido…

  • El mapa del tesoro

    En una de las paredes del acantilado que da a la playa de la Mexota, con los pies metidos en la arena y la emoción erizándome los pelos, encuentro este mapa. Las cartografías que te salen en el móvil te pueden llevar a la casa de un amigo o a una gasolinera, pero una cartografía tallada…

  • La marca de mis camisetas

    Asoman los 50 detrás de la próxima esquina, y no sé qué intenciones traen. ¿Buenas o malas? ¿Quieren darme un abrazo o un sirlazo?

  • Mis ideas

      Os presento mis ideas. Algunas son de bombero. Algunas dan más luz que otras. No siempre el filamento es evidente.

  • Un padre muerto y un helado

    Bajo la cuesta del colegio de C. a toda pastilla, pensando si Starsky y Hutch irían tan rápido en realidad o sería un truco cinematográfico. Freno justo a la puerta y ahí está mi cachorrito, con una cara de mala hostia que le pesa más que la mochila.

  • Perder un rato

    Viene bien perder un rato de vez en cuando.  Es bueno para el propio desarrollo, para el crecimiento personal.  Quizá no mucho rato.  En la ropa negra se notan menos las manchas de tinta, lo tengo comprobado. Tienen la luna más potencia aquí, en medio del campo. No hay farolas arrogantes que le hagan la…

  • Ola de pan ahora

    Si puedo elegir, llámame ola. Ni río, ni estanque, ni grifo, ni mar, prefiero ola. Si puedo elegir, llámame pan. Ni costilla, ni fresas, ni azúcar, ni sal, prefiero pan. Si puedo elegir, llámame ahora. Ni ayer, ni mañana, ni pronto, ni después, prefiero ahora. Publicado en a2manos 09/08/2007

  • Fondo de Armario: Carlos Gardel

      Según cogía la desviación de la eme cuarenta hacia la avenida de la Ilustración pensaba en el querer. Era porque sonaba en mi coche un disco de tangos. O no sé por qué era. En cualquier caso no está bien pensar en el querer tan temprano. Hace tiempo que doy vueltas a lo siguiente:…

  • La calle de la Alegría

    Qué manía con ponerle a las calles nombres de generales, de batallas o de episodios nacionales. ¿Acaso no ven que se pasan de moda?

  • The Jam Tonic

    Es un lujo ser el artista invitado de la Jam Tonic este jueves. Y dejarme cuidar por los muy grandes José Gómez (batería), Chema Tornero (piano) y Javi Repiso (bajo). La Jam Tonic de la Bodega Siglo XVIII es probablemente la Jam con más caché de Sevilla, ya ves, un jueves toca Riqueni, y otro…

  • ¿Y qué?

    Y qué si a media noche me desvelo y no encuentro el vaso en la mesilla, se burlan sinuosas las cortinas, me asaltan los terrores a degüello. Y qué si no despierta mi fortuna, si todo el chocolate está escondido, no fue lo que pudo haber sido, pido una caña y no me ponen aceitunas.…

  • Mi Amante Hiperestésica

    Era una mujer delicadísima, muy sensible, hipersensible. era capaz de notar las menores oscilaciones de la temperatura, las más leves corrientes de aire,  Era capaz incluso de detectar la ínfima variación electromagnética que se produce a mi alrededor cuando estoy de mala leche.